a-d-argentina-destruir-para-destruir-publicacion-a-1.jpg

Entre el calor del fuego o del verano entregamos otra edición de ésta publicación que evoca, invoca y convoca a la destrucción material de todo aquello que se pueda romper. ¡Sí! Esta publicación nace para ser destruida en mil pedazos.

No nos aferraremos en nada para justificar nuestro gusto por destruir, porque en la nada no hay algo a lo que aferrarse inclusive esas ideas imaginarias del bien y del mal, humanidad, sociedad; y equilibrándonos en el vació de este abismo, decimos que somos la nada, la nada destructora de la cual sacamos mierda, mierda y mierda.

Y continuamos... y nos repugna la cárcel y su mundo, por eso extendemos cariños que nunca llegaran como quisiéramos a M, H, A y los punk, anarcopunks y anarquistas “implicados” en esos atentados cargados de dulzura anárquica e iconoclasta – su desenfreno tiene filo.

Y afilados decimos lo que entendimos de René Descartes ¿o era René Destroy?: Destruyo, luego existo... y vuelvo a destruir.

* * * * *